JUAN CARLOS

Comienzos:

Tenia yo a la sazón 17 años y aun andaba por el colegio cuando apareció alguien hablando de teatro, cosa rara por aquél entonces, era cosa de griegos y de faranduleros. Aquello me atrapó, podría crear personajes y vivencias que de otra forma se me haría difícil lograr.

     Desde entonces me hice amante de Stanislavski  y de su introspección personal, enamorado de Bertolt  Bretch y de su interacción con todo. Tuve experiencias con el clown, con el cabaret, con el divino Marceau y el mimo,  con la expresión corporal, con la interpretación desde el significado social, provocador y reivindicativo. Aventuras con el sketch callejero, que si algo buscaba era sorprender. Mi ultima meta, divertir divitiéndome.

     Se me hace difícil desarrollar este arte desde la profesionalidad, si por amateurismo entiendo independencia. En esa medida me considero amateur por sentirme indepediente tanto de instituciones como de cualquier emolumento crematístico.

     La vida es teatro y el teatro es la propia vida. El teatro es un vehículo que desde la sinestesia  divierte y remueve conciencias y corazones, en suma transmite.

DRAMATURGIA

  • TRaVeSíaS  (Teatro-Creación Colectiva)

  • facebook blanco
  • youtube blanco
  • twitter blanco
  • instagram